5 claves para ayudar a tu mascota a superar el síndrome post-vacacional

Aunque a veces lleguemos a echarla de menos, la vuelta a la rutina trae de la mano con frecuencia el temido síndrome post-vacacional.

Para muchos ha llegado ya el momento de activar el despertador y decir adiós a las horas de descanso y tiempo de ocio sin límite. ¡Qué difícil es decir adiós a las vacaciones de verano! Pero no solo es un momento de cambio para nosotros.

También a nuestras mascotas les cuesta a veces entender que ya hayan terminado los días de juego y largos paseos.

Perros y gatos son los animales que más perciben los cambios en su día a día. Por eso al regresar de las vacaciones les puede resultar difícil volver a coger el ritmo. Es lo que se conoce como síndrome post-vacacional. Y sí, tu mascota también puede sufrirlo.

Conviene estar especialmente atentos los primeros días tras el regreso a casa. E incluso si no hemos salido de viaje durante las vacaciones, debemos estar atentos durante las primeras semanas de vuelta al trabajo.

Es normal detectar algún cambio de conducta, aunque sea leve.

Y ante esta circunstancia, nuestros mejores aliados serán la paciencia y cariño, que harán que la “vuelta al cole” sea más llevadera para todos. Pero además, hay algunos trucos que ayudarán a nuestra mascota a superar el síndrome post-vacacional y volver a adaptarse a las rutinas.

Comida

Durante estas semanas de calor han comido más veces a lo largo del día pero normalmente, menos cantidad. Ahora es momento de volver a los horarios habituales para la alimentación. Eso sí, hazlo de manera progresiva, no variando nunca más de media hora su rutina.

Ansiedad por separación

Hemos pasado más tiempo con ellos y ahora vuelven a quedarse bastante tiempo solos en casa, así que se sentirán más tristes cuando nos vean cerrar la puerta. A veces, se presentan cambios de conducta relacionados con el estrés como ladrar más de lo habitual o romper objetos. Si ves que esta conducta permanece varias semanas, debes consultar a tu veterinario.

Actividad constante

No han parado de correr, jugar y saltar pero, de repente, les pedimos que se queden tranquilos en casa y eso, no lo entienden. Procura seguir realizando con ellos varias actividades, paseos sin prisas o algún juego dentro de casa. Evita pasar del todo a (casi) nada en un solo día.

Revisión veterinaria

Un chequeo nunca viene mal y así se pueden descartar enfermedades que hayan podido contraer en estos días que hemos estado en ambientes distintos. Si habéis estado en el extranjero es muy importante que realices un control médico a la vuelta. Lava los juguetes, ropa o trasportín que hayáis usado y así te aseguras no traer hasta casa pulgas o larvas que se hayan podido colar en su equipaje.

Deposiciones

Dependiendo de donde hayamos viajado y si era un sitio desconocido, puede a que nuestra mascota le cueste recordar cuándo y dónde hacer sus necesidades. Han conocido parques y calles nuevos y ahora hay que enseñarle, otra vez, donde está su sitio. Tranquilos, le costará solo un par de días volver a acordarse de todo.

 

Estos son solo algunos consejos pero tú eres quien mejor conoce a tu amigo animal para detectar si algo ha cambiado.

Si tienes dudas o necesitas algún producto específico para cuidar a tus mascotas tras el verano, en Brotalia te ayudaremos para hacer la vuelta a la rutina, lo más llevadera posible.

 

Dejar comentario