alimentación mascotas

¿Debe cambiar la alimentación de nuestras mascotas en invierno?

Es probable que con la llegada de las bajas temperaturas y las inclemencias del invierno, y como dueño preocupado por la salud de tu perro o gato, te hayas hecho esta pregunta: ¿debería incorporar algún cambio en la alimentación de mi mascota?

 

Como nos pasa a los humanos, el nivel de apetito de tu mascota puede aumentar durante esta época del año y eso puede llevarte a aumentar la cantidad de comida que ingieren. Pero, ¿es esta solución la alternativa más saludable?

 

 En Brotalia, hemos seleccionado algunas recomendaciones básicas sobre alimentación que ayudarán a tu perro o gato a cuidarse y mantenerse en perfecta forma durante los meses más fríos. ¡Toma nota!

Adapta la alimentación de tu mascota a su estilo de vida

¿Tu perro pasa el día dentro de casa, resguardado del frío? O, por el contrario, ¿vive en el exterior, expuesto a las bajas temperaturas? ¿Hace la misma cantidad de ejercicio que el resto del año? O, con la reducción de horas de luz y el mal tiempo, como nos ocurre a los humanos, ¿está más perezoso y le cuesta más moverse?

 

 Responder a estas preguntas es básico para ayudarnos a adaptar adecuadamente la alimentación de nuestro peludo en esta época del año. En un escenario de vida activa y mucho tiempo en el exterior, por lo general, será necesario un extra de calorías para ayudarle a generar más calor. Sin embargo, con baja actividad física y poca exposición al frío, tendremos que ir con cuidado para evitar sobrealimentar a nuestro fiel amigo durante esta época del año.

 

 En el caso de los felinos, si es un gato de los que sale a dar paseos por el jardín, podríamos considerar también aumentarle un poco la dosis diaria.

Elige una dieta de calidad que refuerce sus defensas

Alimentos elaborados con pescado, ricos en omega-3, pueden ser grandes aliados para combatir el frío del invierno. Ayudarán a nuestro perro a tener un pelaje fuerte y denso para resguardarse de las bajas temperaturas y fortalecerán su sistema inmunológico.

 

 Para los gatos, siempre tendremos que tener en cuenta el tipo de felino con el que convivimos (si es un cachorro, si está esterilizado, si es casero, si tiene sobrepeso) y en invierno, al igual que los perros, ofrecerles una comida que les proporcione energía, calorías y defensas. Una dieta equilibrada y de calidad y agua suficiente y en la temperatura adecuada (evitemos que se enfríe con las bajas temperaturas) para que estén en todo momento bien hidratados les mantendrá protegidos durante el invierno.

Si aplicas cambios en la alimentación de tu mascota, hazlos gradualmente y bajo la supervisión del veterinario

Y si una vez analizadas las necesidades de tu perro o gato en invierno crees que es momento de ajustar sus hábitos de alimentación, habla antes con tu veterinario para hacerlo de la mejor manera posible. Un cambio gradual facilitará su adaptación.

 

 Si aún tienes dudas, acércate a nuestra sección de mascotas y déjate aconsejar por nuestros expertos.

 

 ¡Y disfruta de un invierno saludable junto a tu mascota!

Dejar comentario