Pequeños mamíferos como mascota: descubre los consejos para cuidarlos

Si buscas una mascota amigable, inteligente y fácil de cuidar, un pequeño mamífero puede convertirse en tu animal de compañía perfecto. Por ejemplo, hay roedores de muchos tamaños y aunque a nivel veterinario algunos se consideran animales exóticos, están perfectamente adaptados para vivir en casa.

No necesitan mucho espacio en casa y sus cuidados son bastantes sencillos. Elige entre hurones, cobayas o ardillas: son muy sociables y te harán gran compañía.

Otra opción de pequeña mascota son los conejos. Sus pequeños dientes roen, pero los conejos no son roedores.  Son, como las liebres o las pikas, pequeños mamíferos lagomorfos.

Jorge, el encargado de nuestra sección de mascotas, nos cuenta que lo más importante a la hora de tener un roedor es ponerle “una casa acorde con su tamaño” y evitar “la exposición directa al sol”, ya que pueden sufrir golpes de calor.
Hoy hemos elegido dos animales que cada vez son más populares como mascotas: conejos y cobayas. Te contamos las pautas básicas de higiene, alimentación y cuidados:

CONEJOS

Aunque con sus pequeños dientes, el conejo roe, no pertenece a esta especie y es  mamífero logomorfo.  Es muy inteligente, reconoce a su dueño ¡e incluso hará caso al nombre que le pongas! También es muy juguetón y le encantan los ejercicios y pruebas, si le dedicas algo de tiempo, aprenderá algunos trucos u órdenes.

– Jaula: Los conejos suelen vivir en pareja o en grupo y necesitan una actividad física alta así que si vas a tener uno en casa, intenta proporcionarle espacios grandes (jaula incluida) para que se mueva con libertad. Necesitará dentro de su jaula un bebedero, comedero, bandeja higiénica, madera para roer, algún juguete y una zona de cama.

– Alimentación: Se alimentan de pienso específico, heno, fruta y verdura, como por ejemplo manzana, pera, uvas, tomates, zanahorias, judías.. Eso sí, la dieta cambiará si es un conejo joven o adulto.

– Higiene: Lo más importante es cepillarles el pelo de vez en cuando. No necesitan bañarse porque ya tienen una rutina propia de limpieza. Si ves alguna zona más sucia, puedes limpiarle con una toallita húmeda.

COBAYAS

Son animales cariñosos a los que les encanta que les acaricien. Son muy amigables y si interactúas con ellos, no dejarán de jugar. Además, no muerden, por lo que son una mascota perfecta si tienes niños. Con los cuidados adecuados, pueden llegar a vivir hasta 8 o 10 años.

– Jaula: La cobaya necesita una con suficiente espacio y, si es posible, un pequeño refugio o cueva porque le encanta esconderse, así como algo de madera que pueda roer y una rueda para entretenerse y hacer ejercicio. Aunque pasará mucho tiempo en la jaula, tienes que recordar soltarla cada día un ratito por la casa para que pueda estirar las patitas.

– Alimentación: tendrás que ofrecerle heno específico, pienso y agua y también puedes darle algunas verduras y frutas (calabacín, pimientos, fresas, mandarinas, kiwi…).

– Higiene: Recuerda cepillarle el pelo a diario para que no se le enrede y esté siempre suave. Además de eso, tendrás que limpiar su zona un par de veces a la semana y darle un baño cada 15 días aproximadamente porque, al tener
tanto pelo, puede acumular malos olores.

Pasa por la sección de mascotas de Brotalia y ¡conoce a nuestros animales! Hay conejos de varias especies como beiler o toy enano; cobayas y en el caso de los ratones, además del ratón común, puedes descubrir al ratón ruso o al hámster roborovsky. ¡Estaremos encantados de asesorarte en todo lo que necesites!

Dejar comentario