¿Sabes cuál es el origen del ramo de novia?

Tradicionalmente la temporada de bodas va de mayo a septiembre, siendo julio el mes con el mayor número de celebraciones. Pero actualmente se ha dispersado esta concentración habiendo casamientos durante todo el año buscando una fecha especial para la pareja o un mejor precio fuera de temporada alta.

 

Muchos son los preparativos para un día tan importante pero las flores simbolizan uno de los ingredientes imprescindibles para que la boda sea todo un éxito. Habiendo celebraciones todo el año, diversas son las opciones florales de las que pueden gozar los protagonistas. Por ejemplo en el ramo de la novia. Hortensias, peonias, rosas de té, eucalipto y un sinfín de opciones para darle ese toque de elegancia y de color a la reina de la celebración. Pero no siempre ha sido así.

 

El ramo de novia como amuleto

Históricamente el ramo ha tenido diversos significados. En la antigüedad se asociaba a una especie de amuleto para que les diera buenos augurios, alejar a los malos espíritus e interferir en la felicidad de los esposos. Es por ello que los primeros ramos estaban hechos de hierbas y especies como el ajo o el tomillo. Más adelante en la Edad Media, donde la limpieza personal no era habitual en la sociedad de aquel entonces y encima había que añadirle los malos olores del ramo, se substituyeron por flores aromáticas para disimular el hedor que se desprendía de la pareja de enamorados. Como mayor era el ramo más se evitaban los olores desagradables.

 

Superada esta época se llegó a la elección de una especie de mezcla de las dos opciones, apostar por hierbas aromáticas y comestibles. Como el eneldo, conocida también como símbolo de la lujuria y que tenían fama ayudar en la fertilidad por lo que los novios se comían el ramo durante la celebración. Así pasó por ejemplo en el famoso enlace en 1840 entre la Reina Victoria y el príncipe Alberto de Sajonia.

 

La importancia de escoger un buen ramo de novia

Y así evolucionamos hasta día de hoy. Más allá de pudores o supersticiones de malos espíritus, hoy escogemos el ramo por su color, belleza, forma, o simplemente porque queremos casarnos con nuestra flor preferida. Es el acompañamiento perfecto para completar el look de la novia y darle ese punto de color al vestido que ha empeñado tanto tiempo en escoger. Es por ello que la elección del ramo no puede ser baladí y hay que hacerlo con tiempo y gusto. Y confiar en profesionales que puedan asesorar en la tría perfecta.

 

En Brotalia, el centro de jardinería de Atades Huesca, se preparan para empezar la temporada alta y atender la demanda de ramos que, a pesar de que se pueden adquirir durante todo el año, ahora es cuando es más elevada. Actualmente la tendencia en ramos es optar por el tipo bouquet simulando una media esfera, que combina con vestidos de novia de falda voluminosa o el bondu, uniendo mediante tela una serie de flores y tallos. Cada vez más también se opta por ramos de flores silvestres o incluso las novias más atrevidas optan por los ramos asimétricos.

 

Sea cual sea la elección, al finalizar la boda hay que lanzarlo entre las invitadas para ver quién será la próxima en casarse. No perdamos las tradiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

INFORMACIÓN BÁSICA DE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable de tratamiento:FUNDACIÓN VALENTIA HUESCA (en adelante, VALENTIA), CIF G22417570 y domicilio en calle Travesía Ballesteros, 10, bajos. 22005 Huesca (España).
Finalidad del tratamiento:Gestionar los comentarios a las entradas del blog de actualidad de la web y dar respuesta a posibles solicitudes de información o consultas.
Legitimación: Consentimiento expreso del interesado.
Plazo de conservación: Mientras no se solicite por el interesado la supresión de sus datos, así como durante los plazos necesarios en los que deben estar a disposición de las Autoridades competentes. En caso de no ver atendido el ejercicio de sus derechos, puede presentar una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es).
Ejercicio de derecho: dpo@valentiahuesca.org. En caso de no ver atendido el ejercicio de sus derechos, puede presentar una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es).
Más información: Política de privacidad.