1, 2 y 3 consejos para que el verano no arruine tus plantas

El verano es el momento de los viajes, las vacaciones en la playa o las escapadas a la montaña. Pero también es el momento de disfrutar de nuestra terraza o jardín. De invitar a unos cuantos amigos, encender esas guirnaldas tenues que crean un ambiente único y disfrutar de una cena ligera a la luz de luna.  Y por eso queremos que nuestras plantas nos reciban a  la vuelta de vacaciones en todo su esplendor. Pero ¿cómo hacemos para que el calor no arruine nuestras plantas?

En Brotalia hemos seleccionado tres consejos básicos para que el verano no acabe con ese rincón verde del que tan orgulloso estás. Apunta:

1. Aprovecha el sol para todo, menos para regar.

Riego de jardín en las primeras horas del día

Las plantas necesitan sol y agua, pero -especialmente en verano- no al mismo tiempo. Regar las plantas cuando el sol incide de forma directa solo consigue recalentar la raíz. Por eso, el momento más adecuado para regar nuestras plantas es la primera hora de la mañana o, en su defecto, la última de la tarde. De esta manera, conseguiremos hidratar de forma efectiva las plantas a la vez que haremos un uso más eficiente del agua, al evitar la evaporación provocada por el calor.

2. Instala un sistema de riego autónomo cuando no estés.

Tus plantas no entienden de vacaciones ni de escapadas improvisadas. Necesitan agua y nutrientes de forma estable. Pero existe una amplia variedad de sistemas de riego automáticos, aptos para todos tipo de zonas verdes. También para aquellas terrazas o jardines urbanos en los que la instalación de un sofisticado sistema de riego no es posible. Los sistemas autónomos de riego por goteo, dotados de un depósito de agua y un sencillo sistema de distribución a través de tubos de plástico, permiten planificar el riego durante varios días.

3. Hidrata tus plantas con gel de autorriego

Para las macetas o jardineras de tamaño medio, basta con depositar un gel autorriego que mantendrá las plantas hidratadas y nutridas entre 15 y 20 días. Los geles están generalmente compuestos por microcristales de celulosa y enriquecidos con elementos nutritivos. Ideal para terrazas y pequeñas jardineras.

¡Y presume de verde!

Dejar comentario